¿Quieres hacer una ruta por el Llano del Real?

¡Bienvenidos a Valencia!

Os invitamos a dar un paseo por la orilla norte del  antiguo cauce del río Turia para conocer el Llano del Real.
En este trayecto vamos a disfrutar de Valencia, a través de su historia y arte, recorriendo la orilla norte, que dio origen a la ciudad.

¿Sabías que…

… en el tramo del cauce del río Turia que va desde el puente de Serranos al de la Trinidad se celebró una batalla naval? En 1755, con motivo de la celebración de las fiestas dedicadas a san Vicente Ferrer en el tercer centenario de su canonización, se represó el río entre los puentes (se taparon los ojos de los puentes), se anegó y se representó una naumachia o batalla naval con barcos fabricados para el acontecimiento. Como armas se utilizaron petardos y proyectiles vegetales. El puente de la Trinidad se convirtió en un gran palco desde donde las autoridades podían ver el espectáculo.

El tramo desde el puente de la Trinidad hasta el del Real nos lleva a conocer el Museo de Bellas Artes de Valencia, uno de los más bellos de la ciudad y la segunda pinacoteca más importante de España, solo por detrás del Museo del Prado.
Ubicado en el antiguo Colegio Seminario San Pío V, la visita comienza bajo la cúpula restaurada de la antigua iglesia del colegio; es un lugar que hace sentir bien al visitante, que lo prepara para lo que está por llegar:

Plaza de la Virgen de Valencia

Empieza la magia del arte

Comenzamos con el arte gótico de los llamados primitivos valencianos en una colección de retablos que nos conducen hasta el Renacimiento y que alberga no sólo obras de talleres y artistas valencianos, sino también, como es el caso del Tríptico de la pasión, del Bosco, de otros grandes artistas.

Comenzamos con el arte gótico de los llamados primitivos valencianos en una colección de retablos que nos conducen hasta el Renacimiento y que alberga no sólo obras de talleres y artistas valencianos, sino también, como es el caso del Tríptico de la pasión, del Bosco, de otros grandes artistas.

La arquitectura renacentista está representada por el patio del Embajador Vich, reconstruido en el museo con las piezas de mármol originales, que se encontraban dispersas por varios lugares de la ciudad. Y, por lo que se refiere a la escultura, destacan obras como las de Mariano Benlliure, gran
amigo de Sorolla.

Jardines de Viveros de Valencia

Continuamos paseando por los jardines valencianos

Para asimilar tanta belleza, nos podemos relajar paseando por los jardines de Viveros, también llamados jardines del Real, puesto que pertenecían al antiguo Palacio Real. Su origen se remonta a la Valencia musulmana, época en la cual los sultanes se hicieron construir una almunia (espacio similar al Generalife granadino), que los sucesivos reyes mantuvieron y agrandaron. El palacio fue destruido a comienzos del siglo XIX, antes de la llegada de los franceses.

Un poco más adelante llegamos al romántico jardín de Monforte, en origen un antiguo huerto en lo que en otro tiempo eran las afueras de la ciudad, que ahora constituye un auténtico oasis de paz en medio de la agitada vida urbana.
Muchas parejas elijen, por su belleza, estos jardines como escenario para las fotos de su boda. El de Monforte fue declarado Jardín Artístico Nacional en 1941 a propuesta de Xavier Winthuysen, jardinero sevillano de la generación del 27; la restauración la llevó a cabo el entonces jardinero mayor del ayuntamiento, Ramón Peris.

¿Sabías que …

… en 1864, el entonces senador vitalicio del reino Juan Bautista Romero, marqués de San Juan y dueño del jardín que más adelante heredaría el marqués de Monforte, compró las esculturas de dos leones que habían descartado poner en la puerta del Congreso por su reducido tamaño? Este último las rescató de los almacenes del Congreso por 3.500 pesetas de la época, para colocarlas en la entrada del jardín.

Para terminar este paseo, regresamos al centro del casco histórico. De camino al puente del Real, nos encontramos con una hermosa panorámica de la zona, con el Miguelete al fondo y la iglesia del Temple en primer plano como puntos de referencia en este camino de vuelta.

Confíamos en que hayáis disfrutado del paseo.
Amalia

Amalia en el Palmar junto a Jaume

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.